¿Por qué la AMMEC?

¿Por qué hay dos bandas de música en Membrilla?

  • Visto 1189 veces

Voy a intentar contestar esta pregunta de una forma general, sin entrar en detalles que puedan herir ni, por supuesto, quitar el mérito a aquellos que han aportado su granito de arena para elevar el nivel musical de Membrilla.

Después de varios años sin que Membrilla contase con una Banda de Música, los primeros concejales de la democracia se interesaron por el tema: hablaron con músicos de la antigua banda y dos de ellos se comprometieron a llevar a cabo un proyecto, dando clases en la escuela de educandos que entonces se creó. La corporación municipal compró una serie de instrumentos que se repartieron entre los educandos de la escuela, músicos de la antigua banda y algunos jóvenes que ya estudiaban en el Conservatorio de Música de Manzanares.

Creo recordar que fue en los Desposorios de 1983 cuando esta nueva banda hizo su debut. Evidentemente, hubo que pedir colaboración a determinados músicos de las localidades vecinas para reforzar la banda, puesto que llevaba poco tiempo en marcha y algunas secciones instrumentales estaban escasa. Una prueba de ello es que la banda desfilaba sin director y uno de los maestros daba la entrada a la banda y... ¡marchando!

Unos años más tarde, en 1986, la banda había crecido, por lo que uno de los maestros antes mencionados sugiere que sería conveniente que la banda desfilara con director. Este hecho no fue aceptado y, junto a otras razones, trajeron consigo la renuncia de dicho maestro a dar clase y a seguir tocando en dicha banda. Este maestro no estaba solo y fue secundado por una serie de músicos en su decisión, pero ante la cercanía de los Desposorios de ese año, la banda optó por desfilar, salvar las fiestas y después hablar de este tema, encaminar la situación razonando, escuchando, y sobre todo... renovando. ¡Renovarse o morir!

Ante esta situación, el otro maestro se hizo cargo de la banda durante varios años en la que (siempre bajo mi criterio) la situación se fue deteriorando poro a poco. Para solucionar los diferentes problemas que llevaron a esta situación, se sugirieron una serie de ideas:

  • Nombrar una Junta directiva, para que las decisiones de toda la banda no las tomase una sola persona.
  • Darle Identidad a la banda: La banda no tenía NIF, por lo que había que legalizar la situación. Además, se habían comprado instrumentos a nombre de una persona en concreto y había que pedir subvenciones.
  • Dar clases de música según especialidades. Hasta ese momento, una sola persona daba clase de lenguaje musical y TODO tipo de instrumentos. El sistema estaba totalmente desfasado y en desuso en toda la comarca.

La respuesta a estas sugerencias fue negativa, lo que provocó que ocho músicos de esa banda comenzaran un nuevo proyecto.

En Enero de 1993, aprovechando como modelo el nombre y los estatutos de una asociación legalizada desde 1987, se decidió darle actividad a este nuevo proyecto que acababa de surgir, creando un grupo musical. Así, aquellos que tenían estudios musicales comenzaron a dar clases de lenguaje musical y de la especialidad que ellos dominaban. El resto, comenzamos las gestiones que se nos encomendaban.

Las clases se impartían en las propias casas de los profesores, con el consiguiente gasto de agua, luz y calefacción que ello conlleva. Incluso a algunos alumnos se les prestaron instrumentos musicales propios. No fue fácil hasta que la banda logró estar en una “quasi igualdad” de condiciones con los demás y conseguir un pequeño local y una subvención (20.000 pesetas al mes) para poder pagar los gastos generados por esta asociación que comenzaba a andar y que crearía los cimientos de lo que hoy es la Escuela Municipal de Música de Membrilla.

Cinco meses más tarde, y con ayuda de músicos de las localidades vecinas de Manzanares y La Solana, la AMMEC ofreció su primer concierto en una Casa de Cultura abarrotada de un público que al escuchar los últimos acordes del pasodoble Suspiros de España, se pondría en pie rebosante de júbilo.

Mucho costó hasta que se nos reconoció como un grupo, una asociación de Membrilla, puesto que nuestro primer desfile fue como “banda invitada forastera” (es duro ser tratado o considerado forastero en el pueblo que te ha visto nacer). Fue la Junta Pro Semana Santa, la que comenzó a contar con nuestra asociación y repartió los actos a celebrar al 50%. ¡Gracias Presidente!.

A partir de entonces, la AMMEC dejó de ser la “banda forastera”, la “banda de los parvulitos”, la “banda internacional”. Casi veinte años han pasado desde entonces. Hoy, la AMMEC no son solo esas ocho columnas en las que se comenzó a sustentar, sino que está formada por más de ochenta músicos de MEMBRILLA y por todos aquellos que quieran sumarse a este proyecto.

Afortunadamente, hoy, tanto el Ayuntamiento como todas las hermandades y cofradías de Membrilla (excepto una, la excepción de la regla) cuentan con esta banda para el 50% de los actos que generan. Quizá esta hermandad no tiene a bien contar con nuestros servicios porque los miembros de su junta directiva son, a su vez, miembros de la banda que contratan, o quizá sus hijos.

Ahora os lanzo estas preguntas… ¿Ha merecido la pena? ¿Creéis que todo esto ha tenido influencia en el resto de asociaciones de nuestro pueblo?.

Tenemos que seguir trabajando, puesto que aún nos queda mucho por hacer. Hemos de hacer saber a las instituciones que nos gobiernan, desde el nivel local al provincial o nacional, de que el dinero que ellos controlan es de todos los ciudadanos y que si hay dinero para ciertas cosas, también lo hay para desarrollar nuestra cultura. Por ello, instamos al resto de grupos y asociaciones de Membrilla que empujen hacia la misma dirección, puesto que la fuerza resultante será mayor. Como dice Pascual en su artículo: “Más vale sumar que dividir”…

Por último, no podemos olvidarnos de que por encima de ser un BUEN MÚSICO está el ser lo que somos: BUENAS PERSONAS. Esto es lo que hace grande a Membrilla.

Luís Ramírez Herance.

Cookies

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto